Seleccionar página
Analisis de las Acciones de GEO Group 2021

Qué es el MOAT y por qué es Importante Analizarlo antes de Invertir

En este Artículo te enseño Qué es el MOAT y porque es importante tenerlo en cuenta al valorar las acciones.
Categoría: Inversiones
Autor: Reynier Benitez

Cuando un inversor está a punto de desembolsar dinero en acciones de una determinada empresa, es normal que haga un análisis en profundidad sobre distintos aspectos de la compañía. Entre ellos están indicadores financieros, datos del mercado, precio de las acciones, y muchas otras.

Ahora bien, Warren Buffet, el famoso multimillonario especialista en inversiones, agregó un nuevo concepto que él mismo utiliza a la hora de hacer un análisis. Se trata del MOAT, que requiere un análisis tanto de la empresa como del entorno en el que opera, teniendo en cuenta factores que no siempre son tenidos en cuenta por los inversores.

¿Qué es el MOAT?

Como hemos comentado, Warren Buffet fue el primero en acuñar este término y hace referencia, básicamente, a las ventajas competitivas que tiene una empresa frente a sus competidores. Es decir, aquellos factores que diferencian a una compañía y la posicionan, en determinados aspectos, por encima de otras similares.

Moat en inglés significa “foso”, y Buffet lo empleó como una analogía, comparando las ventajas competitivas de una compañía con los fosos que rodean un castillo para protegerlo de ataques externos.

¿Pero qué tiene que ver un foso con las ventajas competitivas de una empresa? Pues bien, una ventaja competitiva, genera que ésta pueda defenderse de sus competidores, poniendo una barrera que impide que otras compañías se queden con parte de su cuota de mercado. De la misma manera que, durante la época medieval, un foso protegía a un castillo de enemigos que querían conquistarlo.

Mientras mayores sean las ventajas competitivas, mayor el foso, y más segura es la posición que ocupa la empresa en el mercado.

¿Cómo se utiliza el MOAT para analizar una inversión?

Si bien el moat no es en sí un indicador que pueda medirse de forma matemática, este muestra determinadas señales de estabilidad de una empresa.

Cuando se evalúa una inversión, se toman en cuenta factores financieros que surgen generalmente de cálculos matemáticos y que aportan un nivel extra de racionalidad y objetividad para tomar una decisión. El Moat, le agrega al análisis una visión más amplia y general del lugar real que ocupa una empresa dentro del mercado en el que opera.

Aquellas empresas con mayores fosos, pueden retener con mayor facilidad a sus clientes y atraer nuevos, conservando o incluso incrementando su porción de mercado ante el ingreso de nuevos competidores. Ahí radica la importancia de que una empresa pueda desarrollar sus ventajas competitivas.

Por ende, para determinar si una empresa en la que invertir es sólida, analizar su moat es una buena estrategia.

¿Qué tipos de moat existen?

Hay 4 tipos de ventajas competitivas que hacen que una empresa tenga un moat o foso superior al resto.

Activos Intangibles

Este tipo de activos muchas veces resulta ser infravalorado por inversores que únicamente se fijan en activos como fábricas, maquinarias, etc. Sin embargo, los activos como marcas, patentes y licencias han cobrado una relevancia enorme en los últimos tiempos.

Una empresa que cuenta con una marca fuerte y valorada por el mercado, tiene más posibilidades de lanzar con éxito nuevos productos y de resistir la entrada de nuevos competidores con marcas menos conocidas.

Menores costos de producción

En mercados de gran competencia, contar con una producción eficiente que reduzca los costos es clave. No solo para tener una rentabilidad superior al resto, sino también para poder ofrecer a los clientes precios más económicos que atraigan una mayor demanda.

Una industria en la cual los costos se han vuelto sumamente importantes para competir, es la de la aviación. En los últimos años han surgido muchísimas compañías que optimizan al máximo sus procesos para ofrecer pasajes mucho más baratos que sus competidores. Son aerolíneas denominadas “low cost”, como por ejemplo Ryan Air o Jet Smart.

Costos de Sustitución

Se trata de los costos en los que incurre una persona o compañía para cambiar de un producto o servicio a otro.

Por ejemplo, una empresa proveedora de software de gestión empresarial B2B tiene una mayor posibilidad de retener a sus clientes en el largo plazo. Ya que para ellos sería muy costoso dejar de utilizar dicho software, migrar la información a nuevos servidores y capacitar a sus empleados para que utilicen un nuevo sistema.

Esto es un excelente motivo por el cual las empresas se vuelven sólidas en el largo plazo. Y aquellas que logran ofrecer productos o servicios de altos costos de sustitución por mayor tiempo, suelen tener un moat más alto.

Efectos de Red

Es una ventaja competitiva que poseen aquellas empresas que cuentan con una gran cantidad de usuarios y que, de esta manera, valorizan sus productos cada vez más. Esto es algo que sucede con compañías que tienen plataformas con miles de usuarios.

AirBnB, la empresa de alquileres inmobiliarios, es un excelente ejemplo de este efecto. Mientras mayor cantidad de usuarios utilizan la plataforma, mayor cantidad de propietarios ingresan a la misma, generando cada vez más valor. Casi como una bola de nieve que va creciendo a medida que la cantidad de usuarios crece. Mientras mayor red pueda crear una empresa, más difícil será para otras compañías quitarle cuota de mercado.

En conclusión

Las ventajas competitivas crean una fuerte defensa para una empresa a la hora de retener a sus clientes e impedir la entrada de nuevos competidores. La analogía planteada por Warren Buffet haciendo referencia a un moat o foso, es más que acertada para graficar esta situación.

Para poder decidir si una empresa es una buena alternativa de inversión, es necesario saber qué es un moat y con cuál cuenta frente a sus competidores.

Este es un análisis que debe hacerse de forma detallada, ya que no es un dato o un número que se pueda encontrar en un balance o en una cuenta de resultados. Es algo que debe establecerse a través de una evaluación tanto de la empresa como del mercado en general, teniendo en cuenta también a sus competidores.

Sin embargo, detectar empresas con grandes moats puede suponer una inversión que resulte mucho más rentable.

Ideas de Inversión y Analisis de Acciones

Con la Suscripción a Prémium tendrás la oportunidad de recibir información sobre Empresas Cotizadas de Crecimiento y Alta Calidad

Aprenderás sobre Valoración Fundamental. Te ahorras miles de horas de investigación.